Abogados de Familia Zaragoza
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

DERECHO DEL MENOR A SER OÍDO EN JUICIO

Una cuestión interesante en los procesos judiciales donde intervienen menores es si éstos tienen derecho a intervenir expresando su opinión. Esto tiene especial relevancia en determinados procesos, como por ejemplo en los casos de divorcio donde se debate sobre la custodia de los hijos.
La Convención sobre los Derechos del Niño expresa en su artículo 12 el derecho del menor de edad a ser escuchado en todos los asuntos que le afecten, y en especial en los procesos judiciales. Por lo tanto podemos determinar que efectivamente existe un derecho sobre el niño a ser oído.

Este derecho está modulado por la condición de que el niño tenga juicio propio. Se trata de un criterio subjetivo (y bastante difícil de determinar) en el que se tiene en cuenta la madurez del niño para comprender el acto en el que interviene. La ley de Enjuiciamiento Civil ha venido recogiendo el siguiente criterio para determinar esta madurez. Cuando el menor ha cumplido al menos 12 años tendrá derecho a ser oído obligatoriamente en asuntos o cuestiones que le afecten; si aún no ha cumplido esa edad, dependerá del si el niño tiene suficiente juicio.

La citada Ley de Enjuiciamiento Civil ha sufrido bastantes variaciones, pero en la práctica se sigue manteniendo la norma que hemos señalado de los 12 años como edad a partir de la cual el menor tendrá derecho a ser oído.
Para que la declaración del niño sea acorde con sus propia opinión y no esté influenciada por terceros será necesario, claro está, que los padres cooperen en todo lo posible. En algunos casos pueden darse situaciones donde uno de los progenitores influencia al niño negativamente sobre el otro progenitor, en lo que se conoce como síndrome de alienación parental, en los casos más graves.

Para más información sobre el tema le recordamos que puede ponerse en contacto con nuestro despacho de abogado de familia en Zaragoza.

INFORMACIÓN Y CONSULTA ON-LINE